tostadaHoy, de merienda, un té con leche y dos tostadas con queso de cabra, pera conferencia en rodajas, un poco de azúcar y fuego del soplete para templar un poco el queso y que el azúcar se caramelice encima de la pera. La pera refresca y evita que el queso empalague tanto en la boca. Murrico.

 

Anuncios

IMAG0005Los huevos con pimientos son un plato típico de la mafia italiana que simboliza las relaciones entre madre e hijo; el pimiento—que representa al hijo y la violencia masculina—se corta en aros y se deja ablandar un poco en la sartén antes de añadir los huevos—la madre—que se revuelven un poco por encima. Este revoltillo familiar se come sobre una rebanada de pan blanco. Yo he añadido un poco de albahaca y pimentón extremeño.

IMG_6158

¡Tarta de queso! Y con mermelada casera por encima.

Para la mermelada:

  • 1 kg de fresas lavadas y troceadas.
  • 1 kg de azúcar o 1/2 kg de fructosa.
  • 1 pera lavada, descorazonada y cortada en trozos.

En una cazuela, ponemos todos los ingredientes y los cocemos sin agua a fuego medio-bajo durante 30-45 minutos o hasta que tenga consistencia de mermelada, pero un poco más líquida. Podemos colarla para quitar un poco de líquido y que quede más espesa o batirla si queremos que no haya ningún trocito. La pera se usa para que la mermelada tenga más pectina y quede más espesa; es el equivalente natural a la gelatina que llevan algunas.

La tarta:

Untamos con mantequilla un molde de 23 a 26 cm de diámetro. Precalentamos el horno a 177ºC.

a) La base

  • 200 g de galletas digestive aplastadas.
  • 50 g de azúcar.
  • 100 g de mantequilla derretida.

En un bol mediano, mezclamos las galletas, el azúcar y la mantequilla. Lo vertemos en el molde y presionamos con los dedos hasta que queden cubiertas la base y las paredes a una altura de 2 cm. Lo tapamos y lo metemos en la nevera mientras preparamos el relleno.

b) El relleno

  • 1 kg de queso crema (no light) a temperatura ambiente.
  • 200 g de azúcar.
  • 35 g de harina.
  • 5 huevos grandes a temperatura ambiente.
  • 80 ml de nata para montar (no light).
  • 1 cucharada de ralladura de limón.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

En un bol grande, batimos el queso con el azúcar y la harina con la batidora eléctrica a velocidad media durante 2 min. Añadimos los huevos uno a uno, batiendo 30 segundos tras cada huevo. Añadimos la nata, la ralladura de limón y la vainilla y volvemos a batir hasta que se mezcle todo.

Sacamos la base de la nevera, vertemos el relleno y lo metemos al horno durante 15 minutos. Bajamos la temperatura a 120ºC y seguimos horneando de 60 a 90 minutos. Tiene que quedar firme y sólo el centro de la tarta un poco húmedo y blando. Sacamos la tarta del horno pero no la vamos a desmoldar todavía.

c) La cobertura

  • 240 ml de nata agria, sour cream o crème fraîche.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla.

En un cuenco pequeño, combinamos la nata agria con el azúcar y la vainilla. Lo extendemos sobre la tarta y horneamos otra ve durante 15 minutos.

Dejamos que se enfríe completamente, quitamos el molde y metemos la tarta a la nevera, preferiblemente durante toda la noche. Servimos con la mermelada de fresa por encima.

IMG_6069

 

Me gusta más el pesto de albahaca, pero este de espinacas también está muy bueno. Me he comido la mitad a cucharadas y la otra mitad con arroz y jamón serrano. Sólo hay que batir 200 g de hojas de espinaca, un diente de ajo pelado, dos cucharadas de piñones, un buen trozo de queso parmesano rallado, dos cucharadas de aceite de oliva y un chorro de zumo de limón. Si quitamos el nervio del centro al ajo, repite mucho menos.

pollomostaza

Pollo con mostaza de dijon, champiñones y medio litro de vino para el cuerpo.

Ingredientes:

  • De 2 a 4 pechugas de pollo.
  • 250 g de champiñones en láminas.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 3 cucharadas de mostaza de dijon.
  • 1 cucharadita de estragón o hinojo.
  • 1/2 litro de vino blanco.

Preparación:

  1. En una sartén grande con un poco de aceite, ponemos las pechugas de pollo enteras hasta que se doren por los dos lados. Las retiramos a un plato y en la misma sartén, doramos los champiñones. Incorporamos la cebolla cortada en tiras y el diente de ajo machacado y lo sofreímos hasta que se poche con el fuego un poco más bajo.
  2. Añadimos la mostaza al sofrito, el estragón y el vino blanco y lo dejamos que hierva durante dos minutos. Colocamos el pollo en la sartén y dejamos que se haga a fuego medio, tapado, durante 10 minutos. Quitamos la tapa y lo dejamos 15 minutos más para que la salsa se reduzca. Cuidado al abrir la tapa, porque el vapor del vino con la mostaza te dará un sartenazo en la cara tipo popper. (yo no lo he probado pero me lo han contado). Se puede acompañar con arroz y ya tienes plato único.

Fuente: delicious.Magazine. Estaba muy delicious!

 

La purrusalda —o porrusalda— me recuerda a mi casa; mi madre lo hacía y lo sigue haciendo de vez en cuando y nos encanta. Es una sopa muy básica pero muy sabrosa y versátil: puedes usar las sobras para hacer puré para el día siguiente e incluso colar el líquido y congelarlo para tener caldo de verduras listo para cuando te haga falta.

Ingredientes:

  • 1 cebolla.
  • 3 puerros.
  • 4 zanahorias.
  • 3 patatas.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta

Preparación:

Picamos la cebolla y la freímos a fuego bajo en una cazuela con un poco de aceite de oliva sin que llegue a dorarse. Cuando se haya hecho, añadimos agua hasta llenar dos tercios de la cazuela y los puerros lavados y cortados en trozos. Si lo queremos más sabroso, podemos disolver en el agua una pastilla de caldo de verduras o de pollo. Pelamos y cortamos las zanahorias y las patatas en trozos, los incorporamos al caldo y dejamos que hierva hasta que la verdura esté tierna (una media hora). Salpimentamos al gusto.

Puedes hacerlo por la tarde y ya tienes cena, desayuno, comida para el día siguiente y un poco para invitar a alguien. La masa es de Mary de Cuchillito y Tenedor, y según ella, siempre sale bien. Mi relleno es distinto, lo tenía apuntado en mi cuaderno de recetas pero no sé de dónde lo saqué.  Venga, que es muy fácil.

Hay que hacer primero el relleno porque necesitaremos un par de cucharadas del sofrito para hacer la masa.

Ingredientes:

  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento grande, verde o rojo.
  • Aceite de oliva.
  • 3 tomates maduros.
  • 250 g de bacalao desalado.
  • 1 cucharadita de pimentón.
  • 1 puñado de uvas pasas o ciruelas pasas picadas.

Preparación:

  • Pochamos la cebolla y el pimiento picados en una sartén a fuego medio con un poco de aciete de oliva. Mientras tanto, rallamos o trituramos los tomates y cortamos el bacalao en trozos pequeños.
  • Cuando veamos que la cebolla está tierna, añadimos el tomate a la sartén, subimos el fuego y dejamos que se haga durante cinco minutos. Incorporamos el bacalao y las pasas y lo dejamos dos o tres minutos más para que el bacalao suelte agua y se mezclen los sabores.
  • Añadimos el pimentón y si vemos que está muy seco, 1/4 de vaso de agua, porque vamos a necesitar un par de cucharadas del líquido del sofrito para hacer la masa.

La masa es calcada de esta receta, así que mejor que sigáis los pasos del blog original. Es muy fácil y la recomiendo para perder el miedo a las masas, nada que ver con las compradas. La mía no tiene tan buena pinta pero está buenísima!